Wilmar Roldán, el candidato a la final de la Copa América


Wilmar Roldán, colombiano de Antioquia y de 41 años, aparece como el candidato principal para ser designado por la Comisión de Árbitros de la Conmebol en la gran final de la Copa América entre Brasil y Argentina.

Saludo de Messi con Wilmar Roldán (Reuters / Ricardo Moraes).

Saludo de Messi con Wilmar Roldán (Reuters / Ricardo Moraes).

Roldán ya dirigió a la Selección, en su debut en este torneo (1-1 vs. Chile), y fue preservado después de su segundo partido, la victoria 2-0 de Paraguay sobre Chile, tras la que los chilenos pidieron que lo suspendieran por no haberles cobrado un penal. La acción, una mano, fue revisada por el VAR, pero se mantuvo el fallo del juez principal.

Chile quedó eliminado y Roldán no estuvo en cuartos ni en semis, pero no fue excluido del torneo. Y es un árbitro de alto concepto y gran experiencia en la Conmebol: tiene récord de partidos de Copa Libertadores (89) y estuvo en los mundiales de 2014 y 2018.

Mirá también

El recuerdo

En Argentina se asocia a Roldán con el mal recuerdo de la final de la Copa América 2015, ganada por penales por Chile, y durante la cual una durísima patada de Medel a Messi en el estómago fue «premiada» por el juez con una módica tarjeta amarilla. Pero en el historial lo dirigió ocho veces y sólo perdió una, con Bolivia en La Paz. Ganó tres y empató cuatro (una de ellas, aquella final, luego derrota por penales).

Es considerado un árbitro de jerarquía como para mantener el pulso en una final tensa y absorber las presiones de la localía brasileña, aunque también se lo conoce como un hombre seguro de sí hasta la soberbia, algo que le generó problemas cuando se vio obligado a convivir con el VAR y tiene que asistir a revisiones de sus fallos.

Roldán, mirando una jugada en el VAR, algo que no le gusta nada (AP Photo / Ricardo Mazalan).

Roldán, mirando una jugada en el VAR, algo que no le gusta nada (AP Photo / Ricardo Mazalan).

Es difícil que cambie lo que creyó ver en la cancha (lo que, a veces, condiciona a los árbitros de video cuando tienen que decidir si lo llaman), como terminó haciendo en Argentina-Chile en esta copa, cuando no había visto la patada de Tagliafico a Vidal que, una vez que observó en pantalla, terminó en el penal tras el que los chilenos empataron ese partido.

Mirá también

Las otras opciones

Al margen de su propia calificación y concepto, Conmebol tampoco dispone de muchas variantes. Descartados por razones obvias los pitos argentinos y brasileños, «quemado» Tobar en semifinales (su actuación fue repudiada por peruanos y también por Neymar), si no se arriesga con un «tapado» quedarían dos alternativas.

El español Gil Manzano, árbitro UEFA en la Copa América. (Photo by DOUGLAS MAGNO / AFP)

El español Gil Manzano, árbitro UEFA en la Copa América. (Photo by DOUGLAS MAGNO / AFP)

Uno, el español Jesús Gil Manzano. Pero difícilmente la Conmebol acepte que su final la tenga que dirigir el único árbitro europeo del plantel porque no tiene un sudamericano apto. Otro, el uruguayo Esteban Ostojich, al que han recurrido mucho aunque no exhibe la jerarquía que requiere el compromiso y a quien el VAR suele tener que cambiarle fallos por cosas que no ve o ve mal.

Con algunas decisiones de la Conmebol nunca se sabe, pero difícilmente estas dos opciones sean mejores que designar a Roldán.



Tomado de Olé – Selección

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.