«Un día me pidieron que sacara a Lautaro porque hacía mucha diferencia»


«En el primer año que jugó en Infantiles, contra Olimpo, de visitante, en el primer tiempo ya había metido dos goles. Había jugado una enormidad. En un momento, el entrenador rival se me acerca y me pide, por favor, que no lo pusiera a Lautaro en el segundo tiempo porque hacía mucha diferencia… ¡Ni loco cumplí con eso! ¡¿Cómo voy a sacar a un chico porque hace la diferencia?! Siguió jugando y metió dos goles más. Ganamos 6-2…».

Alberto "Pichu" Desideri, con Lautaro Martínez, en sus comienzos en las infantiles de Liniers.

Alberto «Pichu» Desideri, con Lautaro Martínez, en sus comienzos en las infantiles de Liniers.

Alberto Ricardo Desideri cuenta la anécdota aún con un efecto residual de sorpresa por aquella súplica del técnico adversario. En ese entonces dirigía las Infantiles de Liniers de Bahía Blanca y el chico apuntado, el que metía miedo, era un pequeño Lautaro Martínez. A los 10 años el niño brillaba en todas las canchas que pisaba, sin saber que algún día, este sábado, jugaría una final de la Copa América nada menos que contra Brasil.

El día que Lautaro debutó en la Primera de Liniers: metió un gol y una asistencia.

El día que Lautaro debutó en la Primera de Liniers: metió un gol y una asistencia.

Pichu, así lo apodan al ex entrenador del Toro, hoy es coordinador de las divisiones juveniles y menores del Chivo. Hace ya varios años tuvo la dicha de ser uno de los formadores del 9, hoy consolidado en la Selección y en Inter de Italia. Desde su experiencia como guía en su infancia pegada a la pelota, el hombre charló con Olé para abrir los recueros de los tiempos en que el bahiense, de gran espíritu competitivo por naturaleza, comenzaba a recorrer una vida futbolística hasta llegar a lo que es hoy: uno de los atacantes más preciados del mundo.    

Lautaro Martínez, a los 10 años, en Liniers.

Lautaro Martínez, a los 10 años, en Liniers.

«Lautaro llegó al club a los ocho años. Lo trajo el papá (Mario). A él y el hermano, Hicieron los inicios en al escuelita y a los 10 empezó en nuestro fútbol infantil, a competir por los puntos en la liga local. En un año hizo cerca de 40 goles…», arranca Desideri, a horas del clásico sudamericano que subirá su telón en el Maracaná, a las 21.

Mirá también

-¿Cómo era aquel Lautaro? 

-Mirá, a los tiros de esquina ya les pegaba con tan buena precisión y potencia muscular que llegaba al segundo palo, y en una cancha grande. De chico ya tenía una gran calidad de definición. Nos llamaba la atención su personalidad. Cómo se cuidaba, sus dietas. Se ve que eso se lo había inculcado el padre, que también había jugado (era lateral izquierdo) en algunos torneos en el Nacional B. Era un chico con mucho carácter y responsabilidad con su físico. Quería lograr, por lo menos, lo que había conseguido el padre».

Lautaro, en pleno festejo con Messi a caballito en el triunfo sobre Colombia. 
Este sábado, la final con Brasil. (Photo by NELSON ALMEIDA / AFP)

Lautaro, en pleno festejo con Messi a caballito en el triunfo sobre Colombia.
Este sábado, la final con Brasil. (Photo by NELSON ALMEIDA / AFP)

Mirá también

-¿Cómo fue su proceso de crecimiento en las diferentes categorías? 

-Cuando Lautaro estaba en edad de Quinta, ya lo hicieron debutar en Primera. Entró a los 15 ó 20 minutos del segundo tempo. Enseguida convirtió el primer gol y metió la asistencia en el segundo. Después, en el segundo partido, de visitantes, entró en el segundo tiempo y pegó un tiro en el palo. Jugó poco, pero muy bien.

Aquí, junto a uno de sus hermanos.

Aquí, junto a uno de sus hermanos.

-¿Vos ya lo imaginabas llegando muy lejos? 

-Sí, y fue clave un torneo juvenil en el que descolló. Se jugó en Rosario. Fue importante para él porque en esos torneos federales Sub 15, 16 ó 17, van muchos dirigentes y representantes a ver. Lautaro fue la figura de esa selección nuestra. Una vez vino Boca a hacer pruebas. Me acuerdo que el coordinador nos dijo que la delantera de Boca, en la categoría 1997, tenía tres delanteros que estaban mejor que él. Y que eso no se lo llevaron. Así fue como después terminó en las inferiores de Racing.

Mirá también

-¿Y hoy qué ves de él en comparación con el pasado?

-Su estilo de juego sigue siendo el mismo. Lo veía el otro día, con los marcadores centrales de Colombia, muy fuertes, que lo marcaron. Trabajó muy bien de espalda, se posteó, estuvo bien en los porcentajes de definición. Tuvo el remate del gol y un cabezazo que pasó cerca del palo. Es de errar muy poco. Me sorprendió que se haya apurado al definir en la jugada cuando había quedado en offside. Es un jugador muy sacrificado, fuerte, luchador. Tiene mucho para dar. Mejoró un montón. Un caso: el cabezazo. El otro día vi que ya defiende la pelota parada en el vértice defensivo nuestro. Esas cosas que fue pulió a nivel internacional.

Mirá también

-¿Qué esperás del futuro del Toro? 

-No puede predecir la cantidad de goles que meterá o lo que hará en la Selección, pero ya se lo ve con más soltura, experiencia. Aprendió muchos movimientos. Su edad da para trabajarlo mucho más también. Creo que puede pasar a otro equipo más importante que el Inter, en alguna liga que todavía puede potenciarlo más. Queremos que esté bien, que siga cumpliendo su función, que es hacer goles e ir mejorando los movimientos.

Mirá también

-¿Cómo recordás a aquel Lautaro en cuanto a la personalidad?

-Siempre fue un jugador muy ganador, con muchas ganas de no perder. No tiene techo. Su cabeza y temperamento para ser profesional las tiene desde chico. Ojalá siga trabajando con el mismo profesionalismo. Hoy en la Selección lo veo bien rodeado, todavía s ele ve muco potencial, sobre todo por la edad (23), y se siente motivado.

-¿Cómo le pedirías que juegue la final si volvieras a ser su técnico?

-Que juegue tranquilo, con esa presión que genera continuamente sobre los centrales. Porque en esas que va le puede quedar alguna como el otro día, cuando presionó con Di Maria y Messi. Debe insistir con eso y con asociarse para llegar bien al punto penal cuando está por terminar la jugada. En el centro del área es más efectivo.

-¿Lo ves campeón de América?

-Creo que Argentina tiene muchas chances de poder ganar esta copa, las mismas que brasil. No me llamaría la atención que la gane uno u otro. Y tiene una mejor proyección aun para el mundial que viene, es un equipo joven.

  



Tomado de Olé – Selección

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.