Tras la bronca de Scaloni, ¿cómo está la cancha donde jugará Argentina?


Luego del empate 1-1 de Argentina con Chile, Lionel Scaloni no ocultó su bronca por el estado del terreno de juego del Estadio Olímpico Nilton Santos de Río de Janeiro. “Era una cancha en la que a los 10 minutos ya no se podía jugar”, estalló el DT en plena conferencia de prensa.

Sus palabras tenían argumentos de sobra. Tal como dijo, a los pocos minutos de juego se notó, en vivo y por tevé, que el césped comenzaba a levantarse. Incluso, el propio Leo Messi remarcó al pasar que «la cancha no ayudaba”.

Mirá también

A favor de la Selección, durante esta etapa de fase de grupos de la Copa América, ya no volverá a jugar en ese estadio. Los próximos dos encuentros debe jugarlos en el Mané Garrincha de Brasilia, contra Uruguay y Paraguay, que es donde se desarrolló la apertura de la Copa con Brasil Venezuela.

“Está impecable”, le contaron a Olé desde la capital federal de Brasil sobre el campo en el que Argentina deberá jugar este viernes ante los charrúas. Luego, la última fecha irá al Arena Pantanal de Cuiabá, en el Mato Grosso, para enfrentar a Bolivia.

Argentina enfrentará los próximos dos partidos (Uruguay y Paraguay) en donde se jugó el inaugural Brasil - Venezuela.

Argentina enfrentará los próximos dos partidos (Uruguay y Paraguay) en donde se jugó el inaugural Brasil – Venezuela.

A pesar del buen estado de hoy en día, el Mané Garrincha no cuenta con los mejores antecedentes. En noviembre del año pasado, iba a ser el escenario del duelo ante Venezuela por la tercera fecha de las Eliminatorias, pero la CBF (Confederación Brasileña de Fútbol) no encontró el terreno en buenas condiciones y trasladó el juego al Morumbí de San Pablo.

Mirá también

Mientras que en abril de este año, Defensa le ganó la Recopa Sudamericana a Palmeiras en ese estadio y, pese a la alegría por la consagración, también hubo quejas…

Messi marcó el gol argentino y después del partido se quejó de la cancha. (REUTERS/Ricardo Moraes)

Messi marcó el gol argentino y después del partido se quejó de la cancha. (REUTERS/Ricardo Moraes)

El Mané Garrincha fue inaugurado en 1974, pero contó en 2013 con la inversión más importante de cara al Mundial 2014, ampliando su capacidad a más de 72.000 espectadores sentados. En el último tiempo se realizó un profundo trabajo para mejorar el césped y, por lo visto en el primer partido de la Copa América, está en buenas condiciones. Scaloni, feliz…

Mirá también

​Un estadio con poco uso

El Mané Garrincha viene siendo sede de pocos encuentros. Desde abril de este año, apenas alojó cinco partidos. El 13/4 San Lorenzo visitó allí a Santos por la vuelta del repechaje de la Libertadores, al día siguiente Defensa le ganó ahí la Recopa al Palmeiras. Unos días antes se había jugado la final de la Supercopa de Brasil, mientras que en mayo fue el escenario del duelo definitorio entre Brasiliense y Ceilandia en el Campeonato Candango, mientras que el 10/6 se disputó la tercera fase de la Copa de Brasil (Brasiliense vs. Gremio). De ahí pasó directamente a ser la casa de la apertura de la Copa América entre Brasil y Venezuela.



Tomado de Olé – Selección

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.