¿Quién está más copado?


Son los dos perfiles totalmente opuestos de una misma moneda. Argentina y Brasil transitan caminos similares pero de distinto modo. Uno, la Verdeamarela, haciendo ruido al andar, llamando la atención y siendo el centro de la escena. Ya sea por goleadas (Venezuela y Perú) o por escándalos (con Pitana, ante Colombia), es Brasil el equipo que acapara todas las miradas desde que comenzó esta Copa América. En la otra vereda está un equipo argentino que se mueve hacia la misma dirección aunque con otro perfil: casi sin levantar cabeza y con actuaciones discretas, los de Scaloni también pueden ser líderes de su grupo pero sin ponerse el traje de candidato indiscutido. Las dos selecciones marchan hacia la final, única instancia en la que se pueden enfrentar. El local ya aseguró su primer puesto con puntaje ideal (le falta jugar contra Ecuador) y la Selección no puede bajar del segundo puesto. De ganarle a Bolivia o si empata y Paraguay no puede vencer a Uruguay, Argentina también será líder.

A priori es Brasil el gran favorito para quedarse una vez más con el certamen. Lleva nada menos que diez triunfos consecutivos, aunque el último que lo venció fue justamente la Selección, en un amistoso jugado en noviembre de 2019 en Riad. Fue 1-0 con gol de Messi, que encuentra en esta Copa América una de sus últimas chances de conseguir un título con la Mayor.

Es cierto que a partir de cuartos es otro torneo, con eliminación directa. Y también es un hecho que Brasil tendrá a priori duelos más duros que la Selección para llegar a la final. El triunfo del jueves por la noche de Paraguay ante Chile no fue una buena noticia para Tite y sus muchachos. El Grupo A se comprimió y tanto los chilenos como Uruguay pueden terminar en el cuarto puesto y cruzarse en el camino del anfitrión demasiado rápido. El choque se definirá el lunes, pero Luis Suárez y Edinson Cavani o Alexis Sánchez (si se recupera de una lesión) y Arturo Vidal aparecen como duplas capaces de voltear a Neymar. Porque Brasil, si bien desfiló en su grupo, dio indicios de no ser una máquina perfecta. De hecho pudo haber perdido ante Colombia y hoy en día sus delanteros no están en la cresta de la ola. Ni Gabriel Jesús ni Firmino tuvieron actuaciones descollantes en la Premier. Sí, claro, encuentran en Marquinhos, Casemiro y Ney a una columna vertebral de primer nivel internacional.

¿Qué tiene Argentina para ilusionarse? Un plantel renovado, fresco y que hasta el momento no se desgastó tanto. Las rotaciones le dieron aire y resultado a Scaloni, que hasta podría seguir guardando piezas el lunes frente al rival más débil del grupo y encima ya eliminado. También los resultados le dan la derecha a un proceso que no brilla pero que va adquiriendo una solidez más que interesante. Hace 16 partidos que no pierde desde la escandalosa eliminación de la Copa América 2019. Sí, a manos de un Brasil que tuvo el VAR de su lado y que generó una reacción maradoniana de Leo Messi. Desde allí, el equipo de Scaloni no perdió más. No ganó todo como sí lo hace Brasil desde una decena de juegos, pero nadie lo pudo quebrar y no es un dato menos para un grupo que va forjando carácter.

Mirá también

La Copa está dada para que ambos puedan seguir cumpliendo sus obligaciones y llegar a un partido final que encima definirá también a los invictos que siguen vigentes. Claro que faltan varios pasos, pero Argentina y Brasil están copados.

Mirá también



Tomado de Olé – Selección

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.