¿Qué decía la remera del Messi campeón del mundo con la Selección Sub 20 en Holanda 2005?


«Diego me pidió la Copa, me había dicho que se la llevara. Y bueno, acá está. Esto es para él, para mi familia y para toda la gente en Argentina».

Hacía poco que la final había terminado, y en el campo de juego del estadio Galgenwaard de Utrecht era todo jolgorio: la Selección Sub 20 de Francisco ‘Pancho’ Ferraro acababa de ganarle a Nigeria por 2-1 con dos goles de un jovencísimo Lionel Messi, alcanzando así el pentacampeonato del mundo. Era el primer título del 10 -que por entonces usaba la 18- con el seleccionado argentino. Y no sólo se lo dedicaba a Maradona.

El plantel del seleccionado argentino Sub 20 festeja el título conseguido en el Mundial de Holanda 2005.

El plantel del seleccionado argentino Sub 20 festeja el título conseguido en el Mundial de Holanda 2005.

La foto de Leo con el trofeo de campeón y una remera blanca con una inscripción en letras negras daba la vuelta al mundo. «Para Mari-Bruno-Tomi-Agus», decía. Era la manera que había elegido para saludar a su familia. A su hermana Marisol, a su primo Bruno, y a sus sobrinos Tomi y Agus. Ellos, a diferencia de Jorge y Matías Messi, padre y hermano del 10, no estaban en el estadio. Tampoco su madre, con quien Leo intentaba comunicarse desesperadamente para compartir con ella su alegría. 

Un joven Lionel Messi celebra el título conseguido con el seleccionado argentino en el Mundial Sub 20 de Holanda 2005.

Un joven Lionel Messi celebra el título conseguido con el seleccionado argentino en el Mundial Sub 20 de Holanda 2005.

Lo ocurrido aquel 2 de julio de 2005 fue un hito en la vida de Messi. Había debutado en la Sub 20 en junio de 2004, vs. Paraguay, en un partido armado a las apuradas para evitar que España pudiera nacionalizarlo. Entró en el segundo tiempo de lo que fue un 8-0, convirtió un gol y metió varios de esos increíbles slaloms con pelota que confirmaron que sí, que era cosa seria, no un invento mediático. Ratificó lo de aquella noche en el Sudamericano de Colombia, su primer torneo oficial con el seleccionado argentino, donde marcó cinco goles en nueve partido. Y, claro, fue un número puesto para el Mundial de Holanda.

Con seis goles, Messi se consagró como el goleador del Mundial.

Con seis goles, Messi se consagró como el goleador del Mundial.

Curiosamente vio los primeros 45′ del 0-1 del debut frente a los Estados Unidos desde afuera. Entró para el segundo tiempo y no salió más. Contra Egipto, el primer partido de Leo como titular, tardó dos minutos en meterla. Y de ahí en adelante no hubo quien pudiera frenarlo. Un tanto en el 2-1 en octavos ante Colombia, otro en el 3-1 frente a España en cuartos, uno más en la semifinal con Brasil y el doblete en la final contra Nigeria lo consagraron como goleador del certamen con seis gritos y lo hicieron merecedor del Balón de Oro de la competencia.

Mirá también

La historia que le sigue es conocida por todos. En 2008 llegó el título olímpico en los Juegos de Beijing y luego, ya con la Mayor, las cuatro finales perdidas. ¿Será esta Copa América la que le ponga fin a la sequía?



Tomado de Olé – Selección

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.