Festejo en el vestuario, con el Papu dance


Argentina festeja y no es para menos. Porque tuvo que sufrir, transpirar más de la cuenta para poder pasar a una durísima Colombia en semifinales. Había arrancado en ventaja con el gol de Lautaro Martínez, pero los cafeteros lo empataron en el segundo tiempo mediante Luis Díaz. La Selección lo buscó en los siguientes minutos, pero se definió todo en los penales. Y allí se erigió la figura de Emiliano Martínez, atajando tres remates. Determinante. Decisivo. Fundamental.

Mirá también

El desahogo de Argentina (AFP).

El desahogo de Argentina (AFP).

Mirá también

Festejaron los jugadores, se desahogaron. Por el estrés de la instancia, por la presión de Argentina de años sin ganar un título a nivel mayor. También por críticas recibidas. Por un grupo nuevo, con Lionel Messi como abanderado, que llega a la final en el Maracaná para enfrentar a Brasil, el dueño de casa. Ni más ni menos. La Selección contra el equipo de Neymar y Tite, el candidato número uno.

Mirá también

Mirá también

Hubo cantitos en pleno césped y también en el mismo vestuario, ya con el pasaje a la final en el bolsillo. Y la emoción de los propios protagonistas, entre ellos Dibu Martínez, que fue papá hace pocos días. El que aportó algo de humor, como suele ocurrir en el último tiempo, fue Papu Gómez. Porque fue quien tomó la posta y, con las risas y alegrías de jugadores y cuerpo técnico, hizo de las suyas.

Mirá también

Sí, otra vez Papu Dance. Bailando y poniéndole todavía más onda a un grupo que se muestra muy unido dentro y fuera de la cancha. Y que pretende ponerle fin a la racha negativa de Argentina, sin títulos desde la Copa América de 1993.

LA EMOCIONANTE TANDA DE PENALES

Con la magia de Messi, con las atajadas de Martínez y, con el Papu Dance, Argentina irá el sábado por la Copa.

Mirá también

Mirá también

Mirá también



Tomado de Olé – Selección

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.