el partido dentro del partido


Por 90 minutos, la amistad quedará de lado y se impondrá la rivalidad. Lionel Messi y Neymar se verán las caras en un atrapante duelo de cracks. Un choque que será un partido aparte dentro del encuentro. Ex compañeros en Barcelona, ambos tienen lazos que exceden los límites del campo de juego.

Capitanes y referentes ineludibles de Argentina y Brasil, de los mejores jugadores del planeta y determinantes, las estadísticas son muy contundentes y reflejan con elocuencia el grado de relevancia que ambos tienen para sus equipos. Son, en definitiva, los ases bajo la manga, los que marcan la diferencia, aquellos que hacen que la gente se levante de la silla con sus arranques electrizantes.

Tanto el astro argentino como el brasileño ostentan números impactantes en esta edición de la Copa América. Messi es el máximo goleador de la competición con cuatro gritos y tuvo 17 situaciones de gol con 11 remates al arco. También domina las acciones en lo que respecta a la gestación de juego del equipo de Lionel Scaloni.

Mirá también

El 10 tiene el mayor número de asistencias con cinco, seguido por Ángel Di María con cuatro. Lidera la tabla de creación de oportunidades con 19, mientras que Rodrigo De Paul, el escolta, lo sigue con cinco. Y tuvo 10 cruces, contra 7 de sus perseguidores: Di María y Marcos Acuña. ¿Hay más? Sí, Messi también es el que más gambeteó: prosperaron 33 de sus 53 intentos de regate. Fue el que más faltas recibió de Argentina, con 22, entre las que se cuentan la de Frank Fabra, quien lo dejó con el tobillo ensangrentado. Y también fue el futbolista que más entró en contacto con la pelota, lo que delata que siempre asume la responsabilidad de crear y se hace cargo del equipo: suma 255 pases intentados y 166 en zonas de ataque.

Mirá también

Neymar, quien será el dueño de casa, no se queda atrás y sus cifras también son inapelables. El futbolista del París Saint Germain es junto a Lucas Paquetá el máximo anotador de la Verdeamarela con dos gritos, la mitad de los que anotó Messi.

Mirá también

El brasileño suma 17 remates de los que siete fueron en dirección hacia el arco y además acumula tres asistencias, dos menos que el crack argentino. Ney tuvo 62 intentos de gambeta, pero fue menos efectivo que Leo: apenas en 26 ocasiones logró eludir al adversario. En cuanto a infracciones recibidas, le cometieron 25. Y también está por detrás de Messi el rubro de pases dados en función de ataque, con 144.

​DOS MÁQUINAS DE PULVERIZAR RÉCORDS

Ambos son los más destacados de sus equipos, algo que no debería sorprender a nadie. A los 34 años, Messi está en un gran momento: su compromiso, grado de ascendencia en el grupo y capacidad de liderazgo es total. Con la celeste y blanca, Leo ya ganó el Mundial Sub-20 que se disputó en Holanda en 2005 y consiguió la medalla de Oro en los Juegos Olímpicos de 2018, celebrados en Pekín.

Ambos son amigos.

Ambos son amigos.

Sin embargo, el genio, el hombre que pulveriza todos los récords que le ponen por delante, perdió las tres finales de Copa América que disputó en 2007, 2015 y 2016. Y quiere lograr su primer título con la mayor, un anhelo que lo desvela y que además merece poder concretar.

Mirá también

Neymar, quien se mostró enojado porque algunos brasileños aseguraron que van a hinchar por Messi, tiene 29 años y con la Verdeamarela ganó la Copa Confederaciones de 2013 y el oro olímpico en 2016, pero no pudo participar en la Copa América de 2019 ya que estaba lesionado, por lo que quiere sacarse la espina de ser campeón continental.

Messi y Neymar se enfrentaron en la final del Mundial de Clubes de 2011, en la que Barcelona venció a Santos.

Messi y Neymar se enfrentaron en la final del Mundial de Clubes de 2011, en la que Barcelona venció a Santos.

“Si Brasil no estaría en la final, siempre soy hincha de Argentina por Messi. Es el mejor jugador que vi. Es un gran amigo, pero ahora estamos en una final y somos rivales. Yo quiero ganar y él también quiere el título”, comentó Neymar. “Brasil va a ser durísimo, sabemos lo que hace Ney individualmente”, remarcó Leo.

Ambos supieron forjar una amistad en Barcelona, donde fueron compañeros desde mediados de 2013 hasta mitad de 2017, cuando el brasileño se marchó para continuar su carrera en el PSG.

Mirá también

Ambos fueron compañeros y forjaron una amistad en Barcelona. (Foto: AFP)

Ambos fueron compañeros y forjaron una amistad en Barcelona. (Foto: AFP)

​APOYO TOTAL A MESSI Y ENOJO DE NEY

A Messi lo apoya un país entero. En Rosario, su ciudad natal, le hicieron un mural en su barrio y también hubo un banderazo para apoyarlo en el Parque Independencia, donde está el estadio de Newell’s, el club del que es hincha. Allí observarán el partido su esposa, Antonela, y sus tres hijos, Thiago, Mateo y Ciro. En Brasil, en cambio, no todos alentarán por Ney: a más de uno lo tienta ver a Messi consagrándose por primera vez en la mayor.

Los dos astros serán la cara de un superclásico sudamericano que promete. Ambos elevan las acciones de cualquier partido e invitan a soñar con su magia.

​LOS ENFRENTAMIENTOS ENTRE AMBOS

Messi y Neymar se enfrentaron en cinco oportunidades, cuatro de ellas en clásicos sudamericanos y otra en el Barcelona Santos del Mundial de Clubes de 2011, en el que el equipo español ganó 4-0. El argentino ganó tres, con seis goles convertidos, mientras que el brasileño se impuso en dos ocasiones, con tres gritos.



Tomado de Olé – Selección

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.