El hombre récord


Messi no hace lo que quiere en la Selección. Ese falso mito ya quedó desterrado. Tampoco que el equipo es un club de amigos, ya que el 10 se adaptó de una manera bárbara al recambio generacional y a sus nuevos compañeros. Pero hay algo que es cierto y tampoco es negativo, sino que habla del grado de compromiso que tiene Leo Messi con esta Selección. El mejor jugador del mundo quiere jugar siempre y por eso este lunes no descansará contra Bolivia. Mientras Neymar fue suplente en el partido de Brasil, el astro argentino es a priori el único que irá hoy de entrada y también lo hará el sábado contra el rival que se venga. Para Messi, algo menos de una semana es descanso suficiente como para no ponerse la camiseta de la Selección. Y Scaloni, con buen tino, no se mete en el terreno de los deseos del 10.

Mirá también

En esta Selección hay un solo jugador con la titularidad asegurada, el resto se lo tiene que ganar. Ya sabemos todos quién es. Después tenemos una base y se lo ganaron, pero partido a partido tienen que seguir demostrando. Nadie se puede relajar porque somos 28, decidimos por el bien el equipo”, dejó en claro el entrenador cuando el consultaron sobre Messi, sus descansos y presencias dentro del equipo. Aseguró que la Pulga estará siempre que así lo desee, porque evidentemente es capaz de ganar un partido por sí solo.

Mirá también

No es un dato menos que tanto compromiso y ganas de jugar vengan entonces de la mano de un nuevo récord. Messi llegará a los 148 partidos con Argentina y quedará en soledad como el jugador con más presencias con la celeste y blanca. Hasta hoy, esta marca la compartía con su amigo Javier Mascherano, que quedará en un segundo plano.

Mirá también

Los que conocen a Leo saben que poco se fija en estas marcas individuales y cambiarías todas por ganar un título con la Selección, su gran deuda pendiente que todavía tiene en su carrera, plagada de logros. Hoy quiere dar ese mensaje de va con todo y contra todos para quedarse con esta Copa América. Quizá todavía juegue en su cabeza el enojo de hace dos años con Conmebol. Y qué mejor manera de tomarse revancha que levantando la Copa…



Tomado de Olé – Selección

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.