desde el Maracaná a Wembley


El fin de semana perfecto no exis…. ¡¿Qué no va a existir?! La Selección Argentina le ganó la final de la Copa América a Brasil en el Maracaná y, menos de 24 horas después, en la definición de la Eurocopa, Italia derrotó en los penales a Inglaterra, el otro gran rival histórico de la Albiceleste. La fiesta fue completa y a seguir festejando.

Mirá también

Mirá también

Después de muchos años de sequía y sin títulos, Lionel Messi y compañía lograron romper la malaria con el 1-0 de Di María en el templo futbolístico por excelencia de Brasil. Nuestro propio Maracanazo. Y algo muy parecido consiguió Italia, que tomó por asalto Wembley, el mítico estadio inglés. Y Argentina, país con mucha descendencia tana, celebró por duplicado.

Alguno habrá pensado en Maradona haciendo travesuras desde arriba. Iluminando a los muchachos de Scaloni el sábado a la noche y muy cerquita de lo que pasaba este domingo en Londres, donde un maradoneano de pura cepa como Insigne, el napolitano que lo tiene tatuado a Diego, levantó la Euro en la cara de miles de ingleses.

Insigne, el maradoneano que levantó la Euro.

Insigne, el maradoneano que levantó la Euro.

Dos rachas que se cortaron, dos festejos esperadísimos de este lado del charco y también del otro. Dos países con mucha cercanía cultural que enfrentaron en su casa a los grandes favoritos y les arrebataron la gloria. ¡Gracias Argentina, gracias Italia!

Mirá también

El gol de Di María y los festejos en el Maracaná

Los penales que le dieron la Euro a Italia



Tomado de Olé – Selección

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.