de Racing y el Rojo a un restó en Italia


Cuando mamá Mónica era su cómplice para pelotear en la Plaza Alsina, todavía no había llegado a Primera ni brillado e Italia ni existía el Papu Dance, ese que se animó a bailar en el festejo del gol ante Paraguay. Alejandro Gómez, el héroe en el último encuentro de Argentina en la Copa América, se crió repartiendo sus días entre el baby de Racing y la pileta de Independiente, donde papá Jorge era guardavidas; hasta que despertó el interés de Jorge Burruchaga, quien con 17 años lo llevó a la pretemporada con la Primera en Arsenal.

El pequeño Alejandro en las épocas del baby.

El pequeño Alejandro en las épocas del baby.

En el camino tuvo que esquivar varias piedras. Cuando brillaba en el baby de los Rojos de Gerli y en Deportivo del Sud se cruzó por primera vez con Sergio Agüero, quien ya hacía de las suyas en Primero de Mayo. Un tiempo después, compartieron categoría en Independiente y aunque su hermana mayor Fernanda fue la encargada de llevarlo y traerlo de cada entrenamiento, la distancia a casa lo obligó a tomar otros rumbos.

Con mamá Mónica y papá Jorge.

Con mamá Mónica y papá Jorge.

Su mamá, que conocía bien lo que era la vida del futbolista por ser la hermana de Hugo Villaverde, uno de los mejores defensores de la historia del Rojo, fue la que promovió buscar un club más cerca y el Viaducto quedaba a menos de 40 cuadras del hogar en el centro de Avellaneda, lo que le permitía al pequeño Papu ir en bondi o muchas veces en bici.

Aquel Papuchito con el que lo llamaba Mónica se acortaría en Papu y con ese apodo debutaría a los 17 años en la primera del Arse. Apenas dos años después, convertiría un doblete ante el América de México, en la final de la Sudamericana, escribiendo su nombre en los libros dorados del club.

Los tiempos de escuela, cuando el fútbol era tan solo un sueño...

Los tiempos de escuela, cuando el fútbol era tan solo un sueño…

Su carrera iba en franco ascenso: San Lorenzo, el Catania de los argentinos donde es ídolo y hasta comparte un mural en la pared exterior del estadio junto a Mariano Izco y Gonzalo Bergessio, los duros momentos de la guerra civil en Ucrania que lo empujaron a salir del Metalist…

Con un doblete suyo en la final, el Arse fue campeón de la Sudamericana y luego de la Suruga en Japón. (REUTERS/Yuriko Nakao)

Con un doblete suyo en la final, el Arse fue campeón de la Sudamericana y luego de la Suruga en Japón. (REUTERS/Yuriko Nakao)

Párrafo aparte para el Atalanta. Allí se hizo capitán, figura de la liga italiana, ayudó al equipo a llegar a la Champions por primera vez y el trío de youtubers Gli Autogol creó en su honor el ya mítico Papu Dance. Bérgamo, una ciudad del Norte de unos 120 mil habitantes, se convirtió en su Avellaneda europea.

Junto a Linda, su novia de la adolescencia (ella tenía 16 y él 17 cuando empezaron a salir), en suelo italiano terminaron de formar una hermosa familia que tiene a Bautista de 8, Constantina de 6 y Milo de 2 como principales protagonistas.

Otros tiempos: se pusieron de novios cuando ella tenía 16 y él 17, todavía no había debutado en Primera.

Otros tiempos: se pusieron de novios cuando ella tenía 16 y él 17, todavía no había debutado en Primera.

También fue ahí en el pais de la bota que armó un mundo más allá de la pelota: juntos son dueños de un Centro Médico Deportivo, creó su propia historieta para chicos, tiene una empresa de tecnología llamada Shirtum y hace poco abrió las puertas de Boedo, su restaurante de comida argentina, con nombre azulgrana y decorado a puro tango y el Diego.

Una colorida historia que parecía estar lejos de la Selección. Con algunos pasos en las Juveniles, guarda como un tesoro la medalla de campeón del mundo Sub 20 en Canadá, en 2007, donde se reencontró con el Kun y, quizá, comenzó a gestar la sociedad con Ángel Di María que tan bién funcionó ante los guaraníes. Pero la Mayor estaba difícil…

Con Linda, su mujer, están juntos desde la adolescencia.

Con Linda, su mujer, están juntos desde la adolescencia.

Incluso, primero Antonio Conte y luego Gian Piero Ventura intentaron citarlo al combinado italiano, pero el mediapunta de 33 años había adquirido la doble nacionalidad luego de aquella vuelta olímpica con la celeste y blanca en el Norte de América, algo que para la FIFA se convertía en un impedimento.

En Canada, en 2007, fue campeón del mundo junto a Agüero y Di María en la Sub 20.

En Canada, en 2007, fue campeón del mundo junto a Agüero y Di María en la Sub 20.

Recién fue Jorge Sampaoli quien lo convocó para algunos amistosos y, aunque Lionel Scaloni fue una especie de hermano mayor en su llegada al Atalanta, en las primeras citaciones le tocó mirar los partidos por tevé.

Papu enseñándole su típico pasito a Pibe, la mascota de la Copa América.

Papu enseñándole su típico pasito a Pibe, la mascota de la Copa América.

Carga la mochila de ser el suplente natural de un tal Leo Messi, aunque en Brasilia rompió las estructuras y se plantó como socio del crack. En apenas diez minutos sacó a relucir toda su frialdad para definir ante la salida de Antony Silva y también su estirpe de atorrante para pasar los bracitos por delante y detrás del cuerpo, con el paso ya característico, que baila hasta la mascota de la Copa. Todo el estadio y todo el mundo…

Mirá también

Ídolo en dos ciudades tanas

El mural en la pared exterior del estadio de Catania: Izco, Bergessio y el Papu.

El mural en la pared exterior del estadio de Catania: Izco, Bergessio y el Papu.

En Catania dejó un enorme recuerdo y hasta lo pusieron en un mural en la pared del estadio; mientras que en Bérgamo fue el capitán de la primera clasificación a Champions, tiene su propia estampita y hasta un sandwich con su nombre. 

El Papu hecho estampita en Bérgamo.

El Papu hecho estampita en Bérgamo.

Mirá también

En la Selección

Ante Paraguay jugó como titular, fueron sus primeros minutos en la Copa América. (REUTERS/Ueslei Marcelino)

Ante Paraguay jugó como titular, fueron sus primeros minutos en la Copa América. (REUTERS/Ueslei Marcelino)

Jugó el Sudamericano Sub 17 en 2005 y en el 2007 el Sudamericano Sub 20 y el Mundial en Canadá, donde se consagró campeón. Diez años más tarde, Jorge Sampaoli lo citó por primera vez a la Mayor: en total participó en tres amistosos y tres partidos oficiales. Frente a Paraguay marcó su primer gol por los porotos… 

Juega y postea

El Papu es todo un personaje de las redes sociales: tiene más de 500.000 seguidores en Tik Tok y casi dos millones y medio en Instagram. Más allá de fotos vinculadas a su carrera, el mediapunta rompe con la monotonía y muestra el costado más simpático de él y de su familia…

Su otra pasión, la música​

En aquel Catania superpoblado de argentinos se animó a cantar en una banda conformada por el Pata Castro, Pablo Álvarez  y Nico Spolli. Más acá en el tiempo, tuvo su propia canción, con pasito, videoclip y todo. 



Tomado de Olé – Selección

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.