De Paul, de hincha a titular mientras espera a su segundo hijo


El exquisito pase de Messi, que derivó en su buena definición para abrir la cuenta ante Ecuador en los cuartos de la Copa América no fue un gol cualquiera para Rodrigo De Paul, quien realmente lleva la camiseta de la Selección en la piel, la tiene tatuada en su brazo izquierdo. En su caso nadie podrá decir que es una frase cassette que a mediados de 2019, cuando Scaloni lo hizo jugar su primer partido oficial con Argentina, cumplió su sueño… Y ahora, al marcar su primer gol, volvió a tocar el cielo con las manos. O con los pies… 

En su brazo izquierdo, la camiseta de la Selección y el escudo de AFA. (Foto: Instagram).

En su brazo izquierdo, la camiseta de la Selección y el escudo de AFA. (Foto: Instagram).

A la distancia, el mediocampista de 27 años siempre fue un hincha más, un seguidor ferviente del equipo en los últimos mundiales, a veces siendo un recién llegado a Valencia, cuando el 2014 se juntaba con Nico Otamendi -otro que hoy es parte del plantel- y Ever Banega para ver los partidos del equipo de Sabella y otras en aquellos asados con amigos, aprovechando las vacaciones en Argentina, cuando las indicaciones en Rusia las daba Jorge Sampaoli.

Con Otamendi forjó una gran amistad al llegar a Valencia. Juntos, asado de por medio, vieron a la Selección de Sabella en Brasil 2014. (Foto: Instagram).

Con Otamendi forjó una gran amistad al llegar a Valencia. Juntos, asado de por medio, vieron a la Selección de Sabella en Brasil 2014. (Foto: Instagram).

Mirá también

El camino no fue sencillo, le costó tiempo y varios amistosos poder ganarse un lugar, el cual llegó con la tan mencionada renovación. También debió adaptar su juego: dejó de ser el enganche clásico que era en Racing, club en el que empezó a jugar con apenas siete años, y mutó en un volante mixto.

Cuando todavía no era parte de la Selección, era un hincha más del otro lado de la TV. (Foto: Instagram).

Cuando todavía no era parte de la Selección, era un hincha más del otro lado de la TV. (Foto: Instagram).

Sigue usando la 10 en la espalda en sus clubes, como hizo al poco tiempo de aterrizar en la Primera de la Acadé, pero su juego ya no tiene como espejo a Juan Román Riquelme, su ídolo de la infancia, sino se volvió más parecido al de Diego Simeone, ese que ahora lo dirigirá en el Atlético Madrid, que está a punto de desembolsar casi 40 palos de euros para que se mude a España y deje Udinese, donde pasó las últimas cinco temporadas y es figura.

"Mi gran ídolo", escribió De Paul sobre Riquelme. (Foto: Instagram).

«Mi gran ídolo», escribió De Paul sobre Riquelme. (Foto: Instagram).

A pesar de que recién frente a Colombia disputará su 15° partido oficial en la Selección, ya es un titular indiscutido y parte del grupo de los referentes. Claro, para eso también hubo un proceso de adaptación y aquel mazo de cartas para el truco y el infaltable mate con el que, junto a Leandro Paredes, rompieron barreras y le golpearon la puerta de la habitación a Messi por primera vez, hoy ya se hizo una costumbre de cada noche.

Mirá también

Pasó de pedirle al astro, quizá hasta con algo de timidez, la camiseta del Barcelona luego de un partido contra el Valencia a tenerlo al lado como a un compañero más…Leo se baja solo del póster. Es el mejor de la historia pero cuando lo conocés, aunque parezca imposible, te das cuenta que la persona es aún más grande que el jugador”, relató el año pasado en una entrevista con Olé.

De pibito, en las Inferiores de Racing, con la 10 y la cinta de capitán. (Foto: Instagram)

De pibito, en las Inferiores de Racing, con la 10 y la cinta de capitán. (Foto: Instagram)

Es cierto que de aquella Copa América del 2019 a la que se está disputando ahora, cambiaron varias cosas, aunque el escenario sea Brasil nuevamente. Por ejemplo, De Paul, habituado a consumir bastante batería del celular, ahora le sacó algo de tiempo a los posteos de Instagram -red en la que es muy activo- y a las partidas de Candy Crush, para brindarle más atención, aunque sea por video llamada, a Camila, su mujer.

Toda la familia junta: Rocky, Francesca y Camila, que ahora espera el nacimiento de Bauti. (Foto: Instagram).

Toda la familia junta: Rocky, Francesca y Camila, que ahora espera el nacimiento de Bauti. (Foto: Instagram).

La pareja lleva más de una década juntos, el noviazgo arrancó antes que Rodrigo sumara minutos en Primera, y hoy disfruta de Francesca, su primera hija, mientras esperan para los próximos días la llegada de Bauti. Sí, el jugador está pendiente minuto a minuto de cómo va a esa panza porque lo más probable, si Argentina sigue en carrera hacia la final, que el nacimiento se de antes del final de la competencia.

Leo, además de asistirlo para su primer gol, pasó del póster a ser compañero de mates y truco en cada noche concentrados. (EFE/Alberto Valdés)

Leo, además de asistirlo para su primer gol, pasó del póster a ser compañero de mates y truco en cada noche concentrados. (EFE/Alberto Valdés)

Por ellos es que se abraza a sí mismo cuando festeja un gol como el del otro día, es por su familia que se besa los antebrazos, como buscando la forma de tenerlos ahí, junto a él. Es que también los lleva en la piel y no los quiere soltar, como a la camiseta de la Selección…

Su costado solidario​

Llevó regalos al Hospital Fiorito y al Presidente Perón, de su Avellaneda natal.

Llevó regalos al Hospital Fiorito y al Presidente Perón, de su Avellaneda natal.

​El futbolista suele dar una mano a aquellos que más lo necesitan. No es que participa activamente de alguna institución u ONG, sino que a modo personal, cada vez que puede y anda por Argentina, organiza alguna movida. En uno de sus últimos viajes, por caso, se acercó a dos hospitales para llevar juguetes e indumentaria de la marca que lo viste a días de Noche Buena. 

El 11 de Argentina ante Colombia​

​E. Martínez; N. Molina, G. Pezzella, N. Otamendi, M. Acuña; R. De Paul, L. Paredes o G. Rodríguez, G. Lo Celso, N. González; L. Messi, L. Martínez.



Tomado de Olé – Selección

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.