Copa América: Brasil, allá vamos


El BrasilArgentina en una final que soñaron muchos para la Copa América está a un partido de concretarse. Se acabaron las palabras. El Scratch ya espera el sábado en el Maracaná. Este martes es la hora de Lionel Messi y Argentina de cerrar su pasaje.

Mirá también

Messi y sus compañeros.
Foto Tato Pagano / Prensa Afa

Messi y sus compañeros.
Foto Tato Pagano / Prensa Afa

Mirá también

Justo dos años después, la Selección vuelve a estar en semifinales de la Copa América. En 2019, en Belo Horizonte, el 0-2 ante el local frenó la ilusión. Desde ese día, los de Scaloni no volvieron a perder. Esta noche, en Brasilia, Colombia es el escollo a superar para alcanzar ese esperado desquite ante el equipo de Tite.

Van 18 partidos (11 triunfos y siete empates), la segunda mejor racha invicta de una Selección, compartida con una de Bielsa como técnico, en el lapso 2000-02 (lejos, todavía, de los 33 encuentros del Basile en 1991-93). Para aquel torneo, Argentina había llegado con una renovación incipiente, a la que Messi se había acoplado. Hoy, esa nueva generación de futbolistas es la base que apuntala a Leo.

Mirá también

Y lo mejor es que en el último mes, con siete encuentros oficiales (dos de Eliminatorias y cinco por este torneo), logró establecerse una idea: un equipo que sale a dominar al rival, que presiona alto y que busca atacar rápido y directo y, producto de eso, se pone rápido (casi siempre) en ventaja.

El equipo

Es cierto que no hay todavía un 11 de memoria aunque el entrenador convenció al grupo de cuál es el camino. Y, salvo un puesto puntual que no se develará hasta un rato antes de salir a jugar (Paredes o Guido Rodríguez, como 5), otros nombres pueden cambiar y la estructura no se resiente.

Molina se ganó el lateral derecho porque es tan confiable como Montiel. No juega Cuti Romero pero Pezzella da garantías para acompañar a Otamendi. Tagliafico es igual de firme en defensa como Acuña, aunque el Huevo se metió entre los titulares porque termina mejor los ataques. Nicolás González resultó una grata aparición a finales de 2020, todo mérito del DT pero, cuando ha faltado o fue necesario rotar, el Papu Gómez o un histórico como Di María (mucho mejor cuando entra en los segundos tiempos que de inicio) han dado buenas respuestas.

Las fijas

Hay intocables, como Ota, De Paul, Lautaro... Hasta Dibu Martínez se transformó en dueño del arco. Y el 10, por supuesto, decisivo desde el aporte (cuatro goles y cuatro asistencias) y como líder asumido y comprometido de una nueva camada. Sin dudas, de las mejores versiones Messi que disfrutó la Selección.

En cambio, el volante central empezó a generar dudas hasta en el propio Scaloni. Paredes, un enganche reconvertido en 5, es el sostén de una búsqueda y fue titular en 29 partidos del los 32 de este ciclo pronto a cumplir tres años. Sin embargo, ante su ausencia, lo reemplazó un Guido Rodríguez, un 5 natural, que cubre mejor los espacios hacia atrás, como apoyo de los centrales. Y fue clave su ingreso en los minutos finales ante Ecuador. ¿Quién irá?

Por supuesto que hay margen para mejorar. Y es necesario hacerlo, para evitar esas lagunas (mentales y físicas) en las que el rival de turno se acerca con peligro al arco de Martínez. Así como en cuartos Argentina llegó mucho, los de Alfaro también generaron situaciones. Y el partido estuvo abierto hasta el minuto 85. Eso también falta: ser más efectivos cuando la Selección asume el protagonismo del juego.

Este martes enfrente estará un adversario con un antecedente inmediato que encendió alarmas: el duelo por Eliminatorias pasó de un 2-0 a un 2-2 al que Colombia llegó más por regalos ajenos que por méritos propios. Eso habla también de la calidad de la selección de Rueda. Hay un boleto a la final en juego. Brasil, allá vamos…



Tomado de Olé – Selección

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.