Brasil, los argumentos de «el» favorito


Entre tanto ruido y tanta complicación, se nos viene encima la Copa América. La más impensada el año pasado, no será en Argentina ni en Colombia sino en Brasil. Ya desde este domingo, con el local debutando contra Venezuela. Un torneo especialísimo, en el que como nunca los equipos no tienen obligación de quedarse en el país organizador sino que pueden ir y volver, como hará la Selección en un principio.

Mirá también

Festejan Neymar y Gabriel Jesús: meten miedo. (AP Photo/Jorge Saenz)

Festejan Neymar y Gabriel Jesús: meten miedo. (AP Photo/Jorge Saenz)

Yendo a lo estrictamente futbolístico, habrá que estar preparados, como pasó en la Libertadores, para cualquier baja por Covid, es parte de esta nueva normalidad: sin golpes, sin lesiones, pero algún jugador inhabilitado por coronavirus, aunque sea asintómatico, quedará out.

Hecha esta salvedad, en cuanto a lo futbolístico hay una realidad que es muy clara: el favorito es Brasil, más allá de que el sueño argentino sea volver a ganar la copa y verlo a Messi levantándola. Es lo que está demostrando en las Eliminatorias, cortándose del resto, yendo al galope camino a Qatar 2022 con 100% de efectividad, ganando con comodidad. Por algo tiene sólo dos goles en contra (en el 4-2 a Perú) y después siempre terminó con el arco en cero, ganado una sola vez por un gol de diferencia.

Mirá también

Messi, la gran esperanza argentina, como siempre. EFE/ Ricardo Maldonado

Messi, la gran esperanza argentina, como siempre. EFE/ Ricardo Maldonado

Mientras la Selección sigue en formación, Brasil hoy es candidatazo más allá de problemas internos de los últimos días con la Confederación y de que los jugadores quisieran boicotear la Copa. Lo es por plantel, por dos arquerazos, por jugadores que están en los mejores equipos del mundo y un ataque que solo pueden tener Francia o Portugal a nivel mundial (Neymar, Gabriel Jesús, Richarlison y Firmino, como jugaron en Paraguay). Por Tite, que le dio consistencia. Por ser local y por ser Brasil.

Mirá también

¿Qué se le puede hacer frente? Seguro que hay que soñar con eso, más teniendo a Messi, de hecho se estuvo cerca en la semi de 2019. Más allá de eso, el viento de campeón hoy sopla hacia otro lado.



Tomado de Olé – Selección

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.