«Argentina siempre tiene que ser protagonista»


Los Juegos Olímpicos de Tokio están a la vuelta de la esquina y la Selección Argentina Sub 23 lo sabe. El equipo de Fernando Batista se encuentra en Marbella, España, llevando a cabo una gira preparatoria de cara a la competencia. La celeste y blanca venció 2 a 1 a Dinamarca en un encuentro amistoso. Este viernes, disputará el último, ante Arabia Saudita.

Mirá también

Uno de los protagonistas de este combinado es Santiago Colombatto. El mediocampista se desempeña actualmente en el fútbol mexicano, en el León. Surgió de la cantera de River, donde nunca pudo debutar en Primera. Al no tener lugar en el equipo, emigró a Europa. Cursó su rumbo a las inferiores del Cagliari de Italia.

Mirá también

Posteriormente, siguió su carrera en dicho país hasta desembarcar en Bélgica, para jugar en el Saint – Truiden, club dueño de su pase. Santiago se sentó a charlar con Olé y habló de su formación en Argentina, su andar en el viejo continente y sobre los JJ OO que se avecinan.

«Estamos llevando muy bien la gira. Nos estamos entrenando fuerte. Jugamos contra Dinamarca y por suerte pudimos ganar. Ahora sigue Arabia Saudita. Todos estos partidos nos sirven para la preparación de los Juegos Olímpicos y estamos formando un lindo grupo», contó el volante sobre la preparación del equipo pensando en la competencia.

Mirá también

Santiago también se refirió al grupo y resaltó la importancia de tener un equipo unido tanto dentro como fuera de la cancha: «Como dije, estamos forjando un gran grupo. Después el director técnico será quien decida quiénes integran la lista y viajan. Uno siempre trata de dar lo mejor cuando viene con la Selección. Hay un grupo muy sano, de buenos jugadores, pero, por sobre todo, buenas personas. Eso sirve mucho para después lograr objetivos a corto y largo plazo».

Mirá también

El mediocampista de 24 años expresó que la obligación en la Selección Nacional siempre es pelear y aspirar a grandes cosas: «Argentina siempre tiene que tratar de ser protagonista y ser competitivos. Nos estamos preparando mucho para eso. Esperamos hacer un buen papel en los juegos».

Siguiendo con el tema, Colombatto no esquivó y contó que es un anhelo formar parte de la Selección mayor que hoy dirige técnicamente Lionel Scaloni: «Sin dudas ese es el gran sueño de todo jugador, estar en la Selección mayor. Uno siempre aspira a lo más alto y poder representar a tu país es lo mejor que te puede pasar. Pero bueno, pero tratar de estar en unos Juegos Olímpicos es una oportunidad única, de llevar la bandera en una competencia tan importante».

Mirá también

Tomando la máquina del tiempo, Santiago recordó su formación y contó como se fue dando todo para llegar a Europa: «Primero arranqué mi carrera en el Newbery de Ucacha, en un pueblo de Córdoba. De ahí pasé al Santos de Villa María, donde jugué tres años. Ahí me vio Luis Pereyra en un campeonato donde fue River. Me llevó a una prueba en el club y fui a un torneo en Sunchales, Sante Fe. Al otro año me llevó a la pensión de River, yo tenía 10 u 11 años. Me quedé hasta los 15 y a los 16 me fui un año a Racing y luego volví. Ya después de todo eso me fui para Europa».

Sin lugar en el equipo, Santiago emigró, con 17 años, de River a Italia, donde terminó en el Cagliari. El mediocampista comparte como fue y es su relación con el club de Nuñez: «Irme a los 10 año a River empezó como un juego y algo muy lindo. Porque mi viejo y yo éramos hinchas del club. Era un sueño para nosotros estar en esa institución. A medida que fue pasando el tiempo, yo sabía que quería ser jugador de fútbol. No quería estar en mi pueblo y fue eso lo que me llevó a cumplir mi sueño y objetivo».

Mirá también

«En River aprendí mucho. En estilo de vida, irme de tan chico me sirvió para forjar mi carácter. A nivel futbolístico te enseñan a ganar todos los partidos, juegues contra quien juegues. En River siempre te obligan a ganar y hacerlo jugando bien a la pelota. Esa es la escuela de River. Pelota al pie y jugando por abajo. Eso me lo llevé a Europa y trato de plasmarlo hoy en día en mi fútbol, de no dar nada por perdido y seguir siempre hasta el final. Ganar hasta los amistosos».

Mirá también

Santiago, como contó, se fue muy de chico a Europa. Aún así, cuenta que no le costó encajar: «No me costó mucho, era todo nuevo para mí, pero una experiencia hermosa. Estaba cumpliendo un sueño, jugar en Europa. La adaptación fue fácil. Lo que más me costó fue el idioma, porque al principio no entendés. Después te adaptas y ves que Italia es un país increíble. Estuve muy bien los cinco años que estuve ahí».

Mirá también

Mirá también



Tomado de Olé – Selección

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.