¡Argentina, que la torcida sea la vencida!


Arranca un nuevo torneo para la Argentina. Y antes que nada, ¿¡cómo no ilusionarse!? Llámenos necios. Cabezas duras. Soñadores. Románticos. Idealistas. Van 10.207 días (casi 28 años) de no ver a un capitán alzando un trofeo. Y qué más queremos que sea Lionel Messi, por fin, el émulo de Oscar Ruggeri en 1993. Que la imagen de una Selección ganadora sea el 10 levantando la Copa América, un GIF para subir a Twitter, Instagram, Tik Tok y no un VHS de cinta gastada… El país futbolero necesita de un festejo así. Y que sea en Brasil, la tierra prohibida, alimenta el desafío. Que la torcida sea la vencida…

Mirá también

La crisis social en Colombia y la situación sanitaria en la Argentina mudaron el certamen al país vecino. El Maracaná, allá por el 10 de julio, promete la gloria en una Río de Janeiro que este domingo a la tarde-noche recibió a la Selección. De este grupo, siete años atrás, el propio Messi, Sergio Agüero y Ángel Di María vieron cómo el Mundial 2014 se le iba de las manos en el alargue contra Alemania. Hace dos años, otra vez en Brasil, la ilusión se frenó en semifinales: el local, polémicas del VAR mediante, ganó 2-0. Quince jugadores repiten de aquel plantel: los tres nombrados más Armani, Marchesín, Otamendi, Pezzella, Tagliafico, Paredes, De Paul, Lo Celso, Guido Rodríguez, Palacios, Acuña y Lautaro Martínez. También el cuerpo técnico: ése fue el primer torneo oficial para Lionel Scaloni.

Mirá también

Mirá también

Son siete escalones hacia lo más alto del podio. Cuatro por la fase de grupos (de cinco, avanzan cuatro). Y tres más, mata-mata (cuartos, semis y final): el que gana, sigue; el que pierde, se vuelve a casa. La primera parada (este lunes por tarde, a las 18) es Chile, un duelo que se volvió un clásico en los últimos años. Porque la Roja, que venía seca en conquistas, nos sacó las Copas América 2015 y 2016, ambas por penales. Una pequeña revancha se dio en 2019, cuando el dueño por el tercer puesto fue albiceleste. Ambas selecciones se cruzaron hace 11 días, en Santiago del Estero, por las Eliminatorias: un 1-1 que dejó más conformes a los trasandinos.

Mirá también

Mirá también

Por lógica, el anfitrión y último campeón (siempre festejó como organizador) es el gran candidato, y es con diferencia, el que menos ganancia da en las apuestas. La Verdeamarela paga 1.10 por levantar el título en Bet365. En Bwin, sube a 2.10, y alcanza el 2.38 en BetFair. Los de Scaloni lo siguen de cerca: por cada moneda apostada por Messi y compañía, el saldo es de 2.75 en Bet365 y Bwin, y uno de 2.60 en Betfair.

Mirá también

Mirá también

Pero decir que no somos favoritos sería mentirnos a nosotros mismos. Es cierto, no hay una formación de memoria del 1 al 11. Falta sostener una misma idea los 90 minutos -incluso, mantener una identidad de partido a partido-. Pero pasó algo similar en 2019: tras un inicio dubitativo, el equipo se fue encontrando, terminó bien el torneo y finalizó el 2019 en alza.

Claro, después llegó un 2020 pandémico, que frenó el fútbol, postergó Eliminatorias y la Copa América que, un año después, y en otro escenario, sale a la cancha. Y Messi, que arranca su sexta participación en este tipo de torneo, todavía sigue con ganas de intentarlo y marcó el camino: “Nunca imaginé jugar tantos partido en la Selección. Mi mayor sueño es conseguir un título, estuve cerca muchas veces e intentaré seguir buscando hasta que pueda pelear todo por ese sueño. Tenemos claro ya cuál es nuestra idea, la mayor parte del bloque lleva tiempo jugando juntos. La idea y la forma de jugar de la Selección es bastante clara. Es el momento de dar un golpe y esta Copa puede ser la posibilidad. Es una Copa especial y estamos preparados para competir”. Que la torcida sea la vencida, Argentina…

LOS VIDEOS DE LAS CONFERENCIAS DE MESSI Y SCALONI



Tomado de Olé – Selección

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.